¿Cómo se mide el ruido de impacto?

¿Cómo se mide el ruido de impacto?

 

 

El ruido de impacto es un fenómeno sonoro que se produce cuando dos objetos entran en contacto de manera brusca y generan una onda sonora audible. Este tipo de ruido puede ser causado por una variedad de situaciones, como el golpe de un martillo sobre una superficie metálica, la caída de un objeto pesado al suelo, o incluso el choque entre dos vehículos. El sonido resultante es distintivo por su carácter repentino, agudo y enérgico.

En el sector de la vivienda, cuando se produce un impacto, se produce una vibración que se transmite a la estructura del edificio, viajando a través de ella hasta pasar a un estado de transmisión aérea. Por ejemplo, arrastre de sillas, caídas de objetos, etc.

Para el ruido de impacto se utilizan dos parámetros de medición:

  • Índice de reducción del nivel de presión sonora de impactos, indicado como ∆Lw (dB): representa la mejora de aislamiento que introduce un material de aislamiento a ruido de impacto.
  • Nivel global de presión sonora de ruido de impactos, indicado como Ln,w (dB): representa el nivel de ruido de impacto que se recibe en el recinto, es decir, el que llega al piso inferior. Cuando se obtiene in situ, se indica como LnT,w.

Así pues, un mayor valor de ∆Lw, nos estará indicando que vamos a tener mejor aislamiento, mientras que un menor valor de Ln,w nos estará indicando que vamos a tener menos ruido.

Gama de aislamiento al ruido de impacto

Para conseguir un buen aislamiento al ruido de impacto es necesario interponer, entre el elemento que recibe el impacto y el elemento estructural, materiales que puedan trabajar como un muelle y, por lo tanto, tengan la capacidad de amortiguar dicha vibración.

En GECOL contamos con una gama de productos que aíslan frente al ruido de impacto:

  • TEXFON: lámina de aislamiento a ruido de impacto para suelos, formada por un fieltro no tejido de poliéster de alta tenacidad unido a una protección bituminosa.
  • TEXSIMPACT: lámina de espuma de polietileno reticulado, de celda cerrada y estanca, para el aislamiento acústico de ruidos de impacto.
  • TEXCORK dB: lámina de corcho aglomerado y caucho reciclado, que permite la aplicación directa de baldosa cerámica mediante un adhesivo cementoso como G100 Superflex, sin necesidad de capa de compresión previa.
  • TEXFON BANDAS: Bandas diseñadas para lograr un sellado periférico entre el suelo y el revestimiento de las paredes o tabiques.